0 3 mins 1 semana

Tras la invasión rusa a Ucrania, la multinacional española anunció la medida que tomó luego de 23 años en el mercado ruso.

La multinacional española de la moda Mango abandonará de forma definitiva la venta directa en Rusia, después de 23 años en el país, y cede sus tiendas a sus franquiciados «ante la incertidumbre respecto a la evolución de la situación geopolítica» por la invasión rusa de Ucrania.

Con el fin de «garantizar la cobertura» a sus 800 empleados en Rusia, Mango dejará de operar de forma directa en el país y ha llegado a un acuerdo con varios de sus socios franquiciados para cederles el negocio, según un comunicado de la compañía publicado este sábado.

El pasado mes marzo, a raíz del comienzo de la guerra, Mango decidió suspender de forma temporal sus operaciones en Rusia, con lo que quedaron sin actividad las 55 tiendas propias que tiene en el país -otras 65 son franquiciadas-, y la plataforma de ventas en línea.

Según la empresa, desde el primer momento su «prioridad» ha sido «velar por la seguridad de sus equipos en Ucrania y Rusia y por su ecosistema de distribución, del cual las franquicias y socios locales son una parte esencial».

En los próximos meses, se llevará cabo el proceso para que Mango, que está presente en 110 mercados de todo el mundo, ceda las tiendas propias a diferentes socios franquiciados.

Según precisa la firma de moda, que ha llevado a cabo una provisión de 21 millones de euros por el impacto de esta crisis, la próxima semana se cederán los dos primeros puntos de venta, a los que está previsto que se sumen otros 22 entre este mes y el próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.