0 2 mins 3 semanas

Sus vestidos están adornados con flecos, y la ropa está elaborada con aso oke, un tejido multirrayas y multicolor.

La Semana de la Moda de París abrió sus puertas con el desfile del nigeriano Kenneth Ize para presentar las colecciones primavera-verano, ante un público que llevaba mascarilla y con control sanitario en la entrada.

«Esto es un nuevo despertar para mí», declaró Ize a la AFP en el Palacio de Tokio, cuartel general de la moda esta semana en la capital francesa.

Apadrinado por la modelo Naomi Campbell, Ize ideó un desfile en el que el verde, el fucsia, el azul turquesa inspiran frescura y juventud, bajo los acordes de jazz de un saxofonista.

Sus vestidos están adornados con flecos, y la ropa está elaborada con aso oke, un tejido multirrayas y multicolor, creado por los yorubas de África occidental.

Ize es oriundo de Lagos y diplomado por la Facultad de Artes Aplicadas de Viena, donde creció. Pero su inspiración sigue siendo el rico patrimonio textil de su país, con un corte contemporáneo.

Por primera vez, Ize se atrevió para su colección alta costura con el tradicional vestido de novia. Un corte austero, una larga cola, adornada con detalles dorados.

Después de Ize tenían previsto desfilar Weinsanto de Victor Weinsanto, que vuelve al calendario parisino, y la francesa Marine Serre, avanguardista y ecorrespponsable, con un desfile virtual.

La colección Serre se recrea en los materiales reciclados. No tiene miedo de presentar botas y trajes a partir de trapos de cocina, tenedores que se convierten en joyas, y largos vestidos confeccionados a partir de pañuelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *