0 3 mins 1 año

La actriz y activista estadounidense inaugurará su negocio en el antiguo estudio de Jean-Michel Basquiat en Nueva York.

La actriz y activista estadounidense Angelina Jolie establecerá su negocio de moda sostenible, Atelier Jolie, que prevé inaugurar en otoño de este año, en el antiguo estudio del artista Jean-Michel Basquiat en Nueva York.

El portal de arte ArtNews informó que la actriz alquiló el amplio espacio de tres alturas, situado en el número 57 de la calle Great Jones, en el sur de Manhattan, con un contrato de uso comercial para los próximos ocho años.

La página web de Atelier Jolie ofrece este viernes un video en el que se puede ver la fachada del edificio llena de grafitis, y a la actriz, de espaldas y vestida de negro, contemplándolo mientras se añade un nuevo grafiti con el logo del negocio.

«Es un privilegio estar en este espacio. Lo haremos lo mejor que podamos para respetar y homenajear su legado artístico a través de la comunidad y la creatividad. Esperamos verlos allí», indica un mensaje con la nueva dirección en la web.

Según la descripción del negocio, Atelier Jolie pretende ser un punto de colaboración entre creativos y diseñadores, creadores de estampados y artesanos «de todo el mundo», y utilizará «solo telas sobrantes, material vintage de calidad y piezas desechadas».

SOBRE ATELIER JOLIE

Respecto a sus trabajadores, indica que quiere crear un «equipo diverso, incluyendo formaciones para refugiados y otros grupos talentosos y poco apreciados, con puestos de dignidad basados en las capacidades».

La actriz, que se define como «artista más que empresaria», se ha dedicado al activismo en favor de los refugiados durante unas dos décadas en la ONU, pero hace medio año dejó su puesto como enviada humanitaria.

El espacio donde se ubicará la tienda fue noticia el año pasado, cuando salió al mercado por unos 60.000 dólares al mes con unas condiciones que parecen haberse rebajado, ya que inicialmente se pedía un contrato de mínimo 10 años.

El estudio, que realmente se trata de un edificio de 600 metros cuadrados repartidos en tres alturas, era propiedad de Andy Warhol, que alquiló el espacio a Basquiat, quien vivió y murió allí de una sobredosis de heroína en 1988, a los 27 años.

EFE

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *