Will & Grace: La serie que rompió tabúes llega a su fin

Todo era muy distinto cuando ellos irrumpieron en la tv en la década de 1990.

Llega el final de una de las series que rompió tabúes y se convirtió en un ícono para la comedia: «Will & Grace».

Una vez más, de las mentes de Max Mutchnick y David Kohan y con la dirección del legendario James Burrows, director de los episodios originales, llega a FOX Channel en América Latina la onceava y última temporada de la serie con el humor más afilado y los martinis más sucios: «Will & Grace». 

Compuesta por 18 episodios, el jueves 28 de mayo llega la temporada que marcará el final de la historia de los mejores amigos que viven en la ciudad de Nueva York: Will (Eric McCormack), un exitoso abogado de Manhattan y Grace (Debra Messing), una decoradora de interiores. En esta etapa, la vida de Grace se ve siempre complicada por su asistente Karen (Megan Mullally), una mujer rica y desconsiderada. Al mismo tiempo, en la vida de Will siempre interfiere su escandaloso y extravagante amigo Jack (Sean Hayes).

La icónica comedia, que tuvo su monumental regreso a la televisión después de 10 años en 2017, debutó originalmente en 1998 y consolidó su lugar en la cultura entre críticos y fanáticos por igual, siendo nominada a 91 Premios Emmy, ganando 18 de ellos, incluida «Mejor Serie de Comedia», y es unos de los pocos shows en la historia de la televisión donde cada miembro del elenco ganó uno de estos galardones. Además, ha ganado 7 premios SAG, entre docenas de otros reconocimientos. 

Más allá de las risas, esta ‘sitcom’ fue conocida como la serie que comunicó algunos de los temas más controversiales de su época y logró visibilizar y generar debate en audiencias masivas. Desde su debut, «Will & Grace» fue uno de los shows más exitosos con protagonistas abiertamente gays, algo que no era común para esos años. En la última temporada, la boda entre Jack y su prometido Estefan, ha marcado otro hito para la serie que es considerada pionera para la comunidad LGBTIQ+ ya que ha sido la primera en tener como protagonistas a una mujer y a su mejor amigo gay y en mostrar un beso entre dos hombres en la televisión.

Asimismo, la última entrega abordó el movimiento #MeToo con una poderosa revelación. Grace revivió su pasado para contar una historia crucial para el presente: reveló que el mejor amigo de su padre, la había agredido sexualmente cuando tenía 15 años, un secreto guardado por décadas que Grace finalmente pudo hablar en voz alta con su padre, Martin Adler, interpretado por la legendaria estrella invitada Robert Klein («Sisters»). La poderosa revelación, interpretada en una actuación muy emotiva realizada por Messing, activista de Time’s Up, fue una respuesta directa al movimiento y a los testimonios de acoso de decenas de mujeres de la industria. 

Dato:

  • Max Mutchnick y David Kohan escriben y son productores ejecutivos de la serie.
  • James Burrows dirige y es productor ejecutivo.
  • «Will & Grace» es producida por Universal Television.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *