¿Por qué ‘Renesmee’ era un vampiro diferente al resto? Aquí la explicación

“Crepúsculo”: ¿Por qué ‘Renesmee’ era un vampiro diferente al resto? Aquí la explicación

La naturaleza de la hija de ‘Bella’ y ‘Edward’ es una de las interrogantes más llamativas de las novelas y películas de ‘Crepúsculo’; sin embargo, da una nueva mirada al universo de Meyer.

La saga “Crepúsculo” llegó por primera vez a los cines en 2008 y mostró a personajes jóvenes que se convirtieron en íconos de las sagas juveniles. Kristen Stewart y Robert Pattinson dieron vida a ‘Bella Swan’ y ‘Edward Cullen’ respectivamente. La cinta fue dirigida por Catherine Hardwicke y marcó el inicio de una apasionante historia.

Pese a tener algunas críticas, la historia creada por Stephenie Meyer alcanzó gran éxito con sus personajes y misterios. Uno de los personajes más enigmáticos fue ‘Renesmee’, la hija de los protagonistas, quien tiene cualidades muy similares a los humanos, pero sin perder sus rasgos de vampiro.

¿PORQUÉ RENESMEE ES TAN ESPECIAL?

‘Renesmee’ fue concebida cuando ‘Bella’ aún era humana, cuando su cuerpo aún era débil; sin embargo, apenas dio a luz, ‘Edward’ la convirtió en vampiro, salvándola “de milagro”. La pequeña tuvo un crecimiento muy rápido y las características que se vieron –aunque pocas- demostraron que es tan cool como todos los vampiros.

La hija de ‘Bella’ y ‘Edward’ resultó ser un “dhampir”, híbrido de vampiro y humano, por lo que tiene características de ambos: su corazón bombea sangre y pese a que tiene la calidez de cualquier persona, su fuerza es inconmensurable. A diferencia de ‘Edward’, ella sí puede dormir, pero también brilla a la luz del sol, y lo más importante es que puede sobrevivir con comida o sangre.

Asimismo, su crecimiento físico es muy rápido, alcanzará la madurez después de siete años, cuando tenga alrededor de los 17 –parecido a su padre ‘Edward’, y luego dejará de envejecer por completo para lucir ‘eternamente joven’.

Renesmee junto a su madre, Bella Swan. (Foto: Paramount Pictures)

Su nacimiento generó gran revuelo en el universo de ‘Crepúsculo’ ya que ‘Renesmee’ era considerada una “niña inmortal”, un ser prohibido que amenazaba la supervivencia de los vampiros. Los ‘Volturi’ deciden tomar cartas en el asunto y se inicia una “gran guerra”-claro, en la mente de su líder-. Luego, se resuelve que la pequeña no es una amenaza latente, por lo que le permiten vivir. La historia termina ahí, pero todos esperamos que la vida de ‘Renesmee’ pueda continuar en una nueva novela o película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *