0 6 mins 3 meses

Sanki cuenta con más de 40 años de investigación y desarrollo, respaldados gracias al trabajo de científicos y líderes en salud de Japón y Francia, encabezados por el Doctor Bejit Edeas, director Científico de Sanki Mayor.

Sanki, compañía japonesa de nanobiotecnología promueve una cultura de salud, longevidad y emprendimiento, abriendo una nueva etapa de expansión y crecimiento en Latinoamérica, con foco en los mercados colombianos y peruanos, en los que llevan más de ocho y tres años incursionando respectivamente.

La multinacional, dirigida por el CEO Alejandro López Tello, lleva 14 años en el mercado mexicano donde nació, y además cuenta con el respaldo de más de 40 años de investigación soportados en los estudios del socio tecnológico y director científico Bejit Edeas, científico franco – japonés.

La investigación científica de Sanki se realizó con base en la microbiota de las personas centenarias de la Isla de Okinawa, dicho estudio permitió descubrir que lo que hace longevos a los centenarios es que poseen bacterias en su estómago que al fermentarse con los alimentos producen postbióticos. Este es el proceso de ingeniería inversa que Sanki ha desarrollado para replicar estos postbióticos en cuatro fórmulas que tienen como premisa ayudar a las personas a vivir una vida más larga y saludable.

Sanki como un movimiento global, también cuenta con presencia en México y Estados Unidos, promoviendo su propuesta científica, que cuenta con tecnología patentada que está presente en sus productos, los cuales son elaborados en laboratorios de investigación en Francia y Japón. Además, la empresa de mercadeo en red garantiza que los ingredientes de los productos son de alta calidad, pues son propietarios de plantaciones de olivo, romero, frijol negro y té verde en países como España y Japón.

Es así como Sanki cultiva sus ingredientes para luego fermentar y fabricar de manera sostenible los mejores postbióticos. Estos componentes bioactivos, completamente naturales, tienen la capacidad de llegar y activar todas las células del cuerpo, brindando beneficios fisiológicos específicos como propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

“Nuestro objetivo primordial es contribuir a la salud de las personas, ayudándoles a vivir vidas más largas y plenas. Cultivamos de manera sostenible todos nuestros ingredientes en granjas propias en todo el mundo, cosechamos las plantas en el momento perfecto y solo usamos las partes de las plantas que son más benéficas para crear postbióticos conocidos como metabolitos”, sostiene el CEO Alejandro López.

Longevidad, la gran apuesta

Como complemento de la nueva hoja de ruta de Sanki en Colombia y Perú, la cual está marcada bajo la premisa de dejar huella en la región, con su propuesta científica que ofrece soluciones que promueven la longevidad en las personas, la empresa se ancla en la investigación, avances en ciencia, innovación y desarrollo para contribuir a la extensión de la vida saludablemente.

De manera que el Dr. Bejit Edeas, se centró en analizar la microbiota principalmente del sistema digestivo de las personas centenarias, para entender el secreto de su longevidad, fue así como encontró que estos adultos mayores tenían un conjunto de bacterias intestinales que ayudan a reducir la inflamación y restablecer el equilibrio celular.

Basándose en la evidencia de la investigación, el Dr. Bejit Edeas y su equipo de científicos de Europa y Japón se dieron a la tarea de realizar ingeniería inversa a las bacterias comunes existentes en el microbioma de los centenarios, y para ello desarrollaron fórmulas patentadas para sus productos, basadas en postbióticos o también conocidas como “metabolitos”. Estas fórmulas favorecen la reducción de la inflamación, restauran el equilibrio celular y activan los interruptores de la longevidad, mejorando así la calidad de vida de las personas.

“Fermentamos alimentos que las bacterias reconocerán fácilmente por su composición natural como el olivo, el romero, el frijol negro y el té verde, con bacterias propias de la microbiota de los centenarios y llevándolo a un tamaño lo suficientemente pequeño, se convierten en nanopartículas para que puedan entrar directamente a las mitocondrias”, agrega el Dr. Edeas.

La tecnología a escala nano que encapsula los postbióticos se llama ADS (Advance Delivery System), el cual evita que el componente activo de los productos sea destruido en el proceso digestivo y viaje por el torrente sanguíneo hasta llegar a las células.

En conclusión, Sanki descubrió que cuando el organismo cuenta con la energía correcta, es capaz de autorregenerarse y reequilibrarse, manteniendo la vitalidad, logrando así que las personas vivan mejor por más tiempo, y todo este poder de los postbióticos está presente en los productos de Sanki, que al consumirse llegan directo a las células, permitiendo una vida llena de bienestar y longevidad.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *