0 2 mins 1 mes

Uruguay abrió este sus fronteras al «turismo sano», como lo calificó el subsecretario de Turismo del país suramericano, Remo Monzeglio, después de casi 20 meses de cierre por la pandemia de la covid-19.

El número dos de la cartera acudió al Aeropuerto Internacional de Carrasco, en las afueras de Montevideo, para dar la bienvenida a los primeros viajeros internacionales que arriban a Uruguay, previo esquema de vacunación completo y test PCR negativo.

«El mundo hoy nos está mirando como uno de los países que puede recibir turismo sano y, como tal, vamos a estar a la altura de esas expectativas», explicó Monzeglio, quien insistió en que la entrada de los viajeros internacionales será «ordenada y metódica» para no «poner en riesgo» la seguridad alcanzada por el país en la pandemia.

El número dos de Turismo incidió ante la prensa en que «la particularidad» de esta reapertura es que se da «en condiciones muy especiales, que son estrictas, pero dan seguridad».

«No olvidemos que países que dependían mucho del turismo tuvieron que dar marcha atrás. En ese aspecto no queremos, no podemos, no debemos improvisar», argumentó Monzeglio, quien estuvo acompañado por la patronal del sector.

El decreto emitido el pasado jueves por el Ejecutivo de Luis Lacalle Pou (centroderecha) habilita a entrar a todos los extranjeros con el esquema completo de vacunación -ya sea de una o dos dosis-, un test PCR negativo hecho en las 72 horas previas al arribo y una declaración jurada presentada vía web.

Pese a que los turistas no deben guardar cuarentena al llegar, sí tendrán que someterse a otra PCR siete días después del ingreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *