0 4 mins 11 meses

El gobierno costarricense anunció que mantendrá cerradas sus fronteras terrestres, al menos hasta el 1 de febrero.

El Gobierno de Costa Rica anunció este lunes que mantendrá, al menos hasta el 1 de febrero próximo, el cierre de sus fronteras terrestres para los extranjeros como parte de las medidas para enfrentar la pandemia de la covid-19.

«El presidente de la república, Carlos Alvarado, en conjunto con el Ministerio de Seguridad y de Salud, firmaron una prórroga al decreto ejecutivo 42690-MGP-S que permite mantener el cierre de fronteras terrestres hasta el 1 de febrero», indicó el Gobierno en un comunicado.

Con esta medida solo pueden ingresar por tierra a Costa Rica los ciudadanos costarricenses o personas extranjeras que cuenten con una permanencia legal autorizada como residencia permanente, temporal u otras categorías migratorias especiales.

Las fronteras aéreas sí permanecen totalmente abiertas desde octubre pasado para vuelos y viajeros de cualquier país, con el fin de promover el turismo.

Este lunes Costa Rica registró 717 casos nuevos de la covid-19 y alcanzó un total acumulado de 172.436. En cuanto a fallecidos, el país acumula 2.229, para una tasa de letalidad del 1,2 %, según los datos del Ministerio de Salud.

Este lunes se encuentran ocupadas 252 de las 354 camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) que el país tiene dedicadas a pacientes con covid-19, para un porcentaje de ocupación del 68 %.

Este nivel de ocupación supone un alivio para los hospitales del país, pues en diciembre pasado se saturaron las 109 camas de cuidados intensivos que se dedican a los pacientes más críticos, que en la actualidad están a un 70 % de ocupación.

Las autoridades han advertido que las primeros dos semanas de enero serán claves para determinar el impacto que tendrán en el número de casos nuevos y hospitalizados, las fiestas de navidad y año nuevo.

A partir de este lunes comenzaron a regir algunas restricciones como la prohibición de permanecer en las playas después de las 14.30 horas y la reducción al 25 % del aforo en ciertos establecimientos como bares y restaurantes.

Desde el pasado 24 de diciembre las autoridades costarricenses comenzaron a aplicar la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech.

El primer grupo prioritario está conformado por el personal de primera respuesta y los adultos mayores. Hasta el momento cerca de 2.500 personas han recibido la primera dosis en el país.

Costa Rica ha recibido hasta ahora dos lotes de vacunas y espera seguir recibiendo cada semana, hasta completar los 3 millones de dosis que adquirió a Pfizer y que cubrirán a 1,5 millones de ciudadanos, al ser necesarias dos aplicaciones por persona con 21 días de diferencia.

El Gobierno Costa Rica adquirió 500.000 vacunas a AstraZeneca, pero las autoridades respectivas aún no han aprobado su uso. Este país también tiene un acuerdo con el mecanismo COVAX para vacunar a un millón de personas.

Con estos acuerdos, las autoridades esperan haber vacunado a finales del 2021 a 3 millones de personas, lo que corresponde al 80 % de la población adulta del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *